Dañar la imagen de tu empresa


Esta publicación tiene contenido comercial


 

El título puede sonar catastrofista a más no poder, lo cierto es que toca hablar de ello… dañar la imagen de tu empresa ya no es sólo cosa de terceros… también puede ser tuya y puede que no te hayas dado ni cuenta.

A diario nos llegan verdaderas hordas de correos y mensajes que dicen cosas cómo: «Visita nuestra renovada web«, «nueva página!!!«, «hemos cambiado el sitio«. Entonces vas, miras y claro, te preguntas muchas veces cómo y porqué…

Cada maestrillo tiene su librillo y no se pone en duda que cada uno en lo suyo es bueno, lo que no quiere decir que seamos buenos en todo. El hecho de que un proveedor X nos ofrezca gratis una herramienta para publicar webs, no la convierte en la solución a tener web. Que tenga un «magnífico constructor» no quiere decir que lo sea. Y cuidadín con los que ofrecen las webs hechas con un programa… la mayoría de éstos ni siquiera saben usar un sistema de generación de contenidos.

Gratis ! - Desde H2Olé te decimos: OJO !!!
Gratis ! – Desde H2Olé te decimos: OJO !!!

Vemos porqué no deberías tener una web gratis

  • Utilizarás un subdominio del principal y tendrás al menos un anuncio de terceros. Te podrá parecer una tontería, lo cierto es que hay multitud de empresas a las que les sirve ése sistema. Sencillamente, porque cuantos más subdominios creados haya, más posibilidades de ganar dinero a costa de tu imagen y la de millones. Porque entendamos de una vez que al precio que están los dominios, no tener el tuyo propio habla de ti lo suficiente cómo para no comprarte nada.
  • Servidores sobresaturados. Lento, inseguro, negativo… vamos, que no le sacamos una ventaja ni exprimiendo. Cómo comprenderás, nadie quiere ver una página que tarde casi un minuto en cargar… por no decir de la indexación, completamente nula.
  • Tecnología obsoleta. La gran mayoría de éstos servicios gratuitos funcionan cómo tal. Por lo general, usan servidores que ya no se pueden vender porque están obsoletos. En un mundo donde la única constante que hay es el cambio y que éste se produce con frecuencia, no lo convierte en una opción interesante.
  • Soporte=CERO, problemas a elegir. La web se cae, la «hackean», no se ve, no carga, falta un no se qué, no se puede hacer tal o cuál… ¿gratis no?
  • Experiencia. ¿A que dijiste que te dedicas? Es la razón principal. Si miras la web cómo una herramienta para mostrarle al público tus productos o servicios durante 24 horas, deberías pensar porqué contratar a alguien que se dedique a ésto. Sencillamente, porque tu te dedicas a lo otro. Si tú haces la web, ¿quién hace tu trabajo?

Y aquí viene el autobombo: Si nosotros tenemos soluciones que satisfacen los requerimientos del 95% de los autónomos y pymes, ¿sigues pensando en hacer la web con herramientas «gratis» y tratando de que salga «algo» de lo que ni siquiera entiendes?

A %d blogueros les gusta esto: