La web gratis, de bajo coste o DIY

La web gratis, de bajo coste o DIY

La web de empresa está, en una buena parte de los casos, descuidada, cómo si se tratase de algo «poco importante». La idea de tener una web cómo quién tiene un bolígrafo en el escritorio debe desterrarse de la mente empresarial del siglo XXI, porque es dinero que se pierde, entre el que tiras y el que no llega porque va a manos de la (in)competencia.

Vamos a definir, ¿que es la web de empresa?

La gran verdad de todo proyecto informático

Es el escaparate de tu negocio en internet ante millones de ojos, accesible desde cualquier parte del mundo las 24 horas. Lo que en ella enseñes, es la imagen mental que los posibles clientes tendrán de lo que tienes para ofrecer. Si no tienes ésta percepción sobre la web de tu negocio, ¿que utilidad tiene tu web?. Piensa…

¿Que percibe el cliente?

Lo mismo que tú cuando visitas una web. Si ves una empresa que ofrece una web creada a base de plantillas antiguas, gratuitas o que se notan de baja calidad, verás a una empresa que descuida su imagen, generando poca o nula confianza. ¿Y si es tu caso? ¿Y si estamos hablando de tu empresa?

¿Que pasa con las webs gratis?

Digamos la verdad. Tú empresa no trabaja gratis porque no puedes mantenerlo o a muy bajo coste porque ofrece limitaciones. Cuando una empresa ofrece una dirección web de un tercero (el caso de los blogs con subdominios, las páginas de redes sociales, las webs gratis y demás), y tu negocio está en ella, usándola cómo web principal, estás dando una imagen de empresa sin recursos, ni tan siquiera humanos. ¿Quién quiere hablar con empresas así?

¿Que pasa con las webs de bajo coste?

Cuando se «contratan» los servicios de un «programador» que cobra muy barato, se arriesga a dejar en manos de cualquiera la imagen de tu empresa ante millones de personas… curioso, no hay problemas para ésto, con la importancia que tiene. ¿Dejarías al frente de tu empresa a un completo desconocido sólo porque cobra poco? Pieeeeensaaaa…

¿Que pasa con las webs DIY (házlo tú mismo)?

Si bien las herramientas han evolucionado mucho desde sus comienzos, no existe el sistema perfecto. Este modelo de negocio es estupendo para cualquier producto que se pueda montar en base a un kit, teniendo en cuenta la estática de éste… un mobiliario, modelismo… En el caso de una web, si te enseño algo bonito para que tengas una web, pero la programación no acompaña, aunque estéticamente sea impecable, seguirá siendo de medio pelo… para abajo

¿Estaríamos tirando dinero? Obviamente si, pero no nosotros, sino tú. Y dejamos la pregunta importante para el final…¿sabes algo de lo que estás haciendo?: Evidentemente, no. Y el ahorro no pasa por ahí, porque el tiempo que «inviertes» en tocar botones de soluciones limitadas es tiempo que pierdes de hacer dinero. Este no es tu negocio, es el nuestro. Hagamos negocio juntos.

A tener en cuenta

Todos sabemos que lo barato sale caro. Ni a la corta ni a la larga, sale caro si o si.

  • Primer paso: Si suena muy barato, pregunta exactamente que ofrece a cambio. Huye de contratos de larga duración, de ataduras extrañas, de excesos en vocabulario técnico para impresionarte, de quiénes «comprarán el dominio en tu nombre» porque es una tarea compleja… cuentos para no dormir. El dominio se compra en minutos, con una tarjeta de débito/crédito a nombre de cualquier persona… ¿donde está el problema? Otra cosa es que no quieras hacerlo… entonces nosotros lo compramos por ti, damos nuestros números de tarjeta al proveedor, te cobramos por la gestión y fin de la historia.
  • Segundo paso: Contrastar antes de contratar.
  • Tercer paso: Exponer claramente lo que necesitas te dará la pauta de si estás encontrando lo que buscas. La otra empresa no titubeará para ofrecerte las soluciones adecuadas al igual que tú harías cuando un cliente va a tu negocio planteando sus requerimientos.

Películas que se montan para venderte la moto

OJO con los cuentos de colores
OJO con los cuentos de colores

Cómo en todo negocio, aparte de intrusismo, hay una cantidad de cantamañanas que balbucean frases sin sentido, queriendo parecer importantes y grandes, que perder el tiempo en leer/escuchar/aguantar es absurdo. A ti, normalmente, no te interesa saber la versión exacta de PHP/MySQL/HTML/CSS que se está utilizando, si el servidor lleva tal o cuál cosa, si el programador usa tal o cuál programa para desarrollar su labor… lo que quieres es que funcione. En parte es así.

Cierto que es necesario detallar el servicio, pero inútil explicarte que un servidor incorpora tal y cuál funcionalidad porque tenemos blablabla… si sabes de ésto, no necesitas una empresa que se dedica a las webs, obviamente. Así que cómo puedes ver, en exceso es relleno insustancial. Imaginemos que vendes jamones y me quieres explicar que las bellotas modificadas genéticamente con blablabla hacen que el gorrino en cuestión tendrá unas mejores condiciones al cabo de x tiempo porque el metabolismo de… oiga, sólo quiero comer jamón, que sea de calidad y esté bueno. Y para ello me pongo en sus manos, que para éso es usted el experto. Y me fiaré de su palabra, porque sabe de lo que habla y obviamente, le interesa que hable bien de su producto además de repetir.

Te podríamos decir que nosotros tenemos un precio acorde con un servicio definido, que ofrecemos resultados en lugar de promesas, que tenemos experiencia, ofrecemos un verdadero servicio integral y todo éso… aunque ya lo sabes… ¿aún sigues buscando?.

H2Ole

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: