La web de empresa y las redes sociales


Esta publicación tiene contenido comercial


 

Resulta curioso cuando menos que seamos nosotros detractores de las redes sociales. Bueno, no detractores al 100%, pero tenemos claro que no son la panacea y desde luego, no el perfil de tu negocio.

Cuando una empresa que se dedica a cualquier otra actividad no relacionada con el código y la programación «se hace la web» basada en un perfil de una red social, está diciéndole a sus potenciales clientes así cómo a los propios que le da la misma importancia a la presencia en internet de su negocio que le puede dar cualquiera a sus aficiones, pesares, manías o cualquier alter ego. Seamos sinceros, sensatos y realistas, un perfil social no es la web de tu empresa.

En buena parte, la culpa de ésto la han tenido los sistemas de programación existentes, que en un intento de hacer las cosas lo más útiles posible, no consiguieran conjugar a tiempo la necesidad del usuario y su desconocimiento en la gran mayoría de los casos. En su lugar, se han ocupado en hacer «sistemas modulares» (y de cada casa, una idea) para darle «escalabilidad» a sus productos. Y a la gente, al usuario, a la empresa… a todos los que no posean una formación computacional acorde, les parece irrelevante. Cómo los coches, quieres poner la llave, darle al contacto y en marcha!!!

¿Que pasa con las denominadas redes sociales? Que han simplificado en favor del usuario, haciéndoles ganar una gran cantidad de adeptos. Tienen un mercado potencial bestial y crecen continuamente… pero, ¿que es lo que ofrece a la empresa cualquier red social? Según ellos, publicidad que llega a millones de personas… ¿es lo que necesita tu empresa? ¿dispones de recursos suficientes para absorber una avalancha de pedidos y perder dinero, además de la mala publicidad, cómo en el caso de la panadería inglesa que ofreció cupones de descuento y en un sólo día le llegaron 102.000 pedidos? Evidentemente, no.

Las Redes Sociales
Las Redes Sociales

Por otra parte, ése correo electrónico que usas hace años y ni siquiera lleva el nombre de tu empresa, sinó el de otra… ¿te has parado a pensar porqué, para qué y los ceros euros que te pagan por hacerles publicidad, y que sin embargo, tú si que tienes que pagar por publicitarte? Despierta. Un correo electrónico de terceros no genera ni confianza, ni respeto ni tan siquiera, el impulso de que te contacten.

Pautas básicas. Con nosotros tienes un paquete de soluciones completo por un coste asumible. ¿Tu empresa no se puede permitir por éste precio tener un sitio de calidad con resultados?

A %d blogueros les gusta esto: