Llevando la empresa con Linux, parte 1


Esta publicación tiene contenido comercial


 

Más de uno se echará las manos a la cabeza con argumentos cómo:

«Los de H₂Olé están locos, eso de Linux es para hackers…«, «Linux no sirve para la pyme«, «Linux no me deja abrir documentos«…

Nada de éso es verdad y todo es cierto…

Hace un par de semanas uno de nuestros discos duros sufrió lo que llamaríamos «un atontamiento«. Ese estado fue inducido a través de un sistema operativo windows que reinstalamos 6 veces en un mes. Obviamente, algo iba mal.

Contactamos con nuestro técnico en microinformática favorito ;) para pedir ayuda más puntual al respecto. 6 reinstalaciones de sistema operativo no son precisamente 6 alegrías y era una clara señal de fallo físico.

Tras una serie de preguntas, su opción parecía la más sensataToca cambiar el disco duro«. Se cambió. Para rescatar la posible información interesante, accedimos al disco a través de una distribución de Linux… maravilloso, rapidísimo, sin problemas. En cuestión de unos minutos habíamos clonado unos 370Gb. Es cuando nos planteamos el «y si«…¿y si instalamos Linux en las máquinas? Funciona bien, va bastante más rápido, no ha ofrecido ninguna dificultad…

Entonces vinieron las dudas, las incógnitas, los posibles problemas de compatibilidad y blablabla. En ése momento, la jefa, que está «al loro» en éstas cuestiones, propone que se haga la lista de pros y contras, a la vez que evaluar costes. Algo nuevo en la empresa significa aprender, que se traduce en tiempo=dinero. El ordenador no lo contamos porque ya lo tenemos… pero también cuesta dinero.

Esto es lo más básico posible para una empresa con Windows: 227 euros más ordenador.

  • Windows: 100 euros una licencia/versión para empresa
  • Paquete Office: 99 euros una licencia/versión (anual)
  • Antivirus: 29 euros una licencia anual

Esto es lo más básico posible para una empresa con Linux: 0 euros más ordenador.

  • Linux: 0 euros una licencia/versión
  • Paquete Ofimático: 0 euros una licencia/versión
  • Antivirus: 0 euros una licencia/versión

Ahora vamos a ver los «posibles problemas de compatibilidad«.

Windows es compatible con casi todo, Linux un poco menos, principalmente porque los fabricantes no ponen más de su parte. Lo hemos notado con una impresora Lexmark X5470 que no pudimos echar a andar en Linux… aunque tampoco en Win 7. Sin embargo, la HP1018 (Antonia) funciona perfectamente en ambos sistemas operativos. Monitor, teclado, pendrives, discos duros… todo ésto funciona igualmente en uno u otro.

Lo que si hemos notado diferencia es en el apartado gráfico. Aquí Linux queda un poco más rezagado. Con Ubuntu no hubo manera de que funcionase bien una ATI, con Fedora funcionó bien y con Linux Mint, a la primera. Con Windows, funcionó bien incluso sin los drivers propietarios..

Los arcaicos problemas de sonido en Linux han sido erradicados. Se pueden ver películas en formatos de windows, se pueden escuchar mp3, mp4 y… lo que quieras, no hay problema.

¿Falta algo? Linux es compatible con casi TODO lo que teníamos en Windows.

Distribuciones de Linux en la empresa
Distribuciones de Linux en la empresa

«En Linux hay que usar la consola«. Es cierto. Ese arcaico sistema casi reservado a los programadores, sigue vigente en Linux. Se que es más sencillo instalar via consola que en modo gráfico. Para éso, Linux tiene sus herramientas y si no te apañas con la consola, ni falta que tendrás de ella. Aunque si vieras lo sencillo que es usarla e instalar cosas con ella… en Windows existe CMD, que lo usan casi todos los programas… aunque tú no lo ves, claro. Ve a Inicio>Ejecutar>escribe CMD y acepta. Ahí tienes la consola de comandos de Windows.

«Tenemos en la empresa mogollón de archivos en Word y Excel, los pdf, el e-mail lo usamos en Outlook, grabamos los CD/DVD con Nero, tenemos…» ¿Te has dado cuenta que tu empresa está sujeta a software propietario que SÓLO funciona en una plataforma? Afortunadamente, todo eso tiene solución a costes muy asumibles por la empresa.

«Tenemos un programa en MS-DOS hecho a nuestra medida« Actualiza YA !!!. No te preocupes. Lo que no puede correr en forma nativa en Linux, se emula. Dicho de otra manera, se puede poner un Windows dentro de un Linux, y tener el programa de gestión funcionando a pleno rendimiento sin problemas de ningún tipo.

Por lo demás, hay que investigar sobre programas y servicios para las empresas, que hay bastantes. Una cosa es cierta. La gran mayoría de servidores en el mundo usan Linux cómo sistema operativo, por seguridad, estabilidad, escalabilidad y más. Sobre un Linux, está esta web. Y ésta es una de ésas buenas razones para dar el paso, el resto es inversión en aprender y mejorar. Formación para la PYME de hoy.

Nosotros hemos dado el paso y por ahora, muy satisfechos. ¿Te animas a reducir costes y obtener beneficios para tu empresa? Prueba ahora SIN tocar para nada tu Windows con una versión «Live».

Marcar como favorito enlace permanente.