Ordenadores lentos


Esta publicación tiene contenido comercial


 

Una de las mayores pesadillas informáticas a día de hoy es ponerse frente a la pantalla y ver cómo el ordenador tarda muchísimo para arrancar y más aún para abrir los programas necesarios del día a día. Veamos que se puede hacer al respecto bajo sistemas operativos Windows.

Lo primero es no desesperar. Lo que vamos a comentarte a continuación nos llevará un ratito y dependerá de muchos factores (procesador, memoria, fragmentación del disco duro…), así que requerimos un tiempo para llevar a cabo éstas operaciones. Es una inversión para los ordenadores de tu empresa, así que tómalo cómo tal y no te centres en «el tiempo que se va a perder haciendo ésto«, porque vale la pena.

Los ordenadores «se enlentecen» en buena medida porque el usuario desconoce que hay que llevar a cabo un mantenimiento periódico. Es cómo cambiar el aceite del coche o la distribución, una vez cada tanto hay que hacerlo. Empezamos por lo básico:

Desinstala lo que no uses. Si, ésto es bastante lógico, pero… ¿lo haces? Empieza ahora y verás que ganas espacio y velocidad.
Antivirus. Si tienes uno, debería estar actualizado. Si tienes más de uno, empieza a desinstalar y quédate con el que te guste. Nosotros aquí ya te recomendamos uno por un coste más que asumible.
Antimalware. Gratuito, efectivo y simple, se llama a día de hoy Malwarebytes.
Limpiar temporales. Con diferencia es una de las tareas menos llevadas a cabo, así que, dependiendo de ello, tardará más o menos en llevarse a cabo. En ésto, BleachBit es una herramienta muy potente, gratuita y libre de publicidad que nos hará de anfitriona en pasar la escoba.
Bloquear ventanas emergentes. Y todo lo que no nos interese. De hecho, muchas veces, al navegar por internet, hacemos click sin querer y aceptamos sin saber las consecuencias, sólo porque no queremos ver más una publicidad o un molesto bloque. Y ahí es cuando se llena la pantalla de molestas ventanas que salen sin parar con todo tipo de ofrecimientos. En ésto, uBlock Origin, una extensión de navegador de código libre es nuestro favorito y hay versiones para los principales navegadores del mercado.


Suponiendo que ya está arrancado el ordenador y cargado el sistema operativo, vamos a instalar Malwarebytes. Su funcionamiento es tremendamente intuitivo, así que una vez instalado, sólo tenemos que escanear nuestro/s equipo/s en busca de posibles infecciones informáticas. La tecnología de Malwarebytes es complementaria al antivirus, así que tendrás un tándem ganador en tu empresa.

Una vez realizado el correspondiente análisis, pueden pasar dos cosas: o que no salga nada relevante o que salgatodo lo que sospechabas e incluso, más. A un cliente nuestro le salió un resultado que a primera vista es alarmante (foto de móvil).

Tras verificar una a una las 61 amenazas, vimos que eran potenciales, generalmente de programas que incluyen «regalos» en forma de código, de ése tipo que no quieres. Casi todas eran del tipo ventana emergente de publicidad con una excepción de un malware, que el programa puso en cuarentena. A continuación y viendo que el sistema era estable, procedimos a eliminar las amenazas. En la interfaz del programa se hace todo ésto en unos pocos clicks, así que no hace falta tener una titulación específica para llevar a cabo ésta acción, procede a limpiar sin miedo.

Una vez que hemos acabado con ésta parte, nos vamos a por BleachBit. Aunque es una aplicación parca en su interfaz, su cometido es excelente y nos ofrece una muy interesante información sobre lo que sobra. Si bien ya la habíamos probado en anteriores PC’s tras la compra de CCleaner por parte de Avast, no disponemos ahora de ningna captura de pantalla, por lo que vamos a instalarla en éste ordenador, a ver que sale.

BleachBit 1

Lo teníamos… guarrete. Algo más de 1Gb para limpiar, operación que ejecutó en menos de 5 segundos. ¿Te acuerdas del refrán «en casa de herrero, cuchara de palo«?

Decir en nuestro favor que ésta máquina tiene a su servicio un procesador potente, una cantidad generosa de memoria RAM así cómo un disco duro en estado sólido (SSD) de alto rendimiento, por lo que era más que lógico esperar ésotos resultados. En ordenadores sin éstas prestaciones, el examen y limpieza pueden llevarte entre 5 y 15 minutos dependiendo del tamaño y cantidad de archivos, así cómo opciones a elegir.

Una vez hechas éstas operaciones, toca el navegador. Para ello, lo abrimos y buscamos la frase ‘uBlock Origin’ (sin las comillas), elegimos el plugin para nuestro navegador, lo instalamos y ya tenemos un poco más segura nuestra navegación.

Esperemos que en el próximo arranque, tu ordenador vaya un poco más fluído.

Marcar como favorito enlace permanente.