Seguridad – El Antivirus


Esta publicación tiene contenido comercial


 

Entramos en tres capítulos de seguridad con aspectos técnicos, muy recomendables y aptos para todo público, tanto si éres un usuarios cómo un autónomo, pyme o gran empresa. En éste primer capítulo trataremos un tema casi obligado: El Antivirus, una herramienta cuyo objetivo es detectar y eliminar virus informáticos.

¿Cómo funciona?

El funcionamiento de un antivirus varía de uno a otro, aunque su comportamiento normal se basa en contar con una lista de virus conocidos y su formas de reconocerlos (las llamadas firmas o vacunas), y analizar contra esa lista los archivos almacenados o transmitidos desde y hacia un ordenador. También está la heurística, la predicción por software y otras tantas que se van adaptando en el tiempo según van apareciendo amenazas.

¿Cómo se «contagia» mi ordenador?

Existen dos grandes grupos de propagación: los virus cuya instalación el usuario en un momento dado ejecuta o acepta de forma inadvertida, o los gusanos, con los que el programa malicioso actúa replicándose a través de las redes.

En cualquiera de los dos casos, el sistema operativo infectado comienza a experimentar una serie de comportamientos anómalos o no previstos. Dichos comportamientos son los que dan la traza del problema y tienen que permitir la recuperación del mismo.

Dentro de las contaminaciones más frecuentes por interacción del usuario están las siguientes:

  • Mensajes que ejecutan automáticamente programas (como el programa de correo que abre directamente un archivo adjunto).
  • Ingeniería social, mensajes como: «Ejecute este programa y gane un premio».
  • Entrada de información en discos de otros usuarios infectados.
  • Instalación de software que pueda contener uno o varios programas maliciosos.
  • Unidades extraíbles de almacenamiento (USB).

¿Que puede pasar si hay «contagio»?

Antivirus
Antivirus

Dado que una característica de los virus es el consumo de recursos, los virus ocasionan problemas tales como pérdida de productividad, baja en el rendimiento del equipo, cortes en los sistemas de información o daños a nivel de datos.

Otra de las características es la posibilidad que tienen de ir replicándose en otras partes del sistema de información. Las redes, en la actualidad, ayudan a dicha propagación. (Aquí cabe la posibilidad de que uno o muchos terceros obtengan nuestros datos, los de nuestros clientes y todos aquellos a los que tengan acceso).

Los daños que los virus causan a los sistemas informáticos son:

  • Pérdida de información (evaluable según el caso).
  • Horas de contención (técnicos, horas de paradas productivas, pérdida productiva, tiempos de contención o reinstalación, cuantificables según el caso y horas de asesoría externa).
  • Pérdida de imagen (valor no cuantificable).

«Hackeando» el antivirus

España es uno de los países donde más software pirateado existe. Se estima que casi el 90% de los ordenadores tiene aplicaciones o el propio sistema operativo (en el caso de los que requieren una licencia de pago) pirateados, crackeados, hackeados o cómo quieras llamarle. Más allá de las evidentes pérdidas económicas de las empresas que los desarrollan, están las tuyas. Por «ahorrar» 30€, por citar un ejemplo, ¿comprometes la seguridad informática de tu negocio?.

En el caso del antivirus, hemos visto de primera mano ordenadores con versiones de conocidísimos antivirus «parcheados» con licencias infinitas. Si la finalidad del antivirus es protegernos de amenazas externas, ¿porqué no hay percepción del riesgo que entraña el aceptar modificaciones de gente que no sabemos ni quién es ni porqué razón «altruista» quieren que tengas el antivirus de pago gratis? No es una buena idea, máxime si tenemos en cuenta que hay empresas que ofrecen versiones básicas de sus muy buenos antivirus a coste cero. Microsoft, de hecho, ofrece la versión completa de su Defender, que está muy bien integrado en Windows, sin coste adicional.

Cosas de las que sospechar que sean virus…

Sospechar de todo puede ser buena idea sin rallarse en exceso ni caer en la paranoia. Anuncios que aparecen «por arte de magia» sólo al abrir el navegador o realizar una búsqueda en los que eres la afortunada persona ganadora de loterías, premios millonarios, viajes espectaculares y otros son señas inequívocas de que algo no va bien.

Cuidado con los «milagreros» o «Fake-Antivirus». Aparecen cómo salvadores de nuestros problemas, indicándonos que tenemos el ordenador cómo una cloaca cuando no es cierto. En realidad son otro tipo de virus con una finalidad específica según quién los haya creado.

Especial atención a los correos no solicitados, especialmente a los que tienen direcciones acortadas, fotos de mujeres/hombres jóvenes que prometen relaciones serias y blablabla, aquellos en los que has ganado algo en lo que no recuerdas haber participado pero que es muy tentador y dice: abre el archivo adjunto para ver tu premio. Suelen ser virus.

La navegación por webs poco o nada seguras. Sitios que albergan programas hackeados/crakeados no son un centro de puritanismo informático. Seguramente te pedirán permiso un par de veces para que te descargues un serial o programa. En la mayoría de los casos acabas de aceptar cosas que no sabes ni para que sirven. Muchas veces tienen cómo finalidad instalar alguna librería, otras entrar en tu lista de sitios seguros… a saber.

Mucho más cuidado aún con las recomendaciones. Una cosa es la opinión, de ésas tenemos a montones y otra muy diferente la información contrastada. Un «amigo de un amigo» recomienda tal o cuál…¿porqué creerle? Si tenemos en cuenta que no le conocemos y que tu amigo no tiene ni idea de ordenadores/informática/similares… no hablamos de una tortilla de patatas. Hablamos de seguridad informática.

¿Que antivirus recomendar?

Recomendaríamos el que funcione en todos los sentidos. Una de las grandes pegas del antivirus es el consumo de recursos, a veces excesivo. Las actualizaciones constantes de las definiciones y actualizaciones de motor deberían ser los puntos de tu elección.

Existen versiones gratuitas que lo hacen muy bien en varias marcas. Desde Windows 7, la solución que ofrece integrada Microsoft nos parece excelente, aunque claro está, puedes probar las que acompañamos en la lista más abajo.

¿Hay sanciones por piratear el antivirus?

Si que las hay. Estás violando sus términos y condiciones, además de una clara exposición de los datos personales y de terceros que maneje el ordenador del que éres responsable. Las sanciones, cómo siempre, irán en virtud de la gravedad de los hechos. ¿Para que lo quieres pirata si existe gratuito? Y si quieres tenerlo en versiones profesionales, por el coste, merece la pena.

Algunos fragmentos están extraidos de Wikipedia

Antivirus con versiones gratuitas:

Avira
Avast!
AVG
BitDefender
Comodo
Panda Cloud
PC Tools

Marcar como favorito enlace permanente.