El mantenimiento web por nuestra parte consiste en tener actualizado un sitio web en cuanto a programación.

El mantenimiento de los sitios que realizamos y/o gestionamos, tiene cómo objeto tener un sitio web seguro, activo y actual. No basta con tener la web, al igual que otro producto, si no se mantiene, no se verá.

Cómo ejemplo un vehículo. Cada vez hay aceites que duran más, pero tarde o temprano, hay que renovarlos. Y cada X kilómetros, los filtros, ruedas… y suma y sigue. Claro está que se puede «ir tirando» con un mantenimiento mínimo o nulo, hasta que no sirve para nada.

En H2Olé tenemos las herramientas para que tu web esté de verdad en internet
En H2Olé tenemos las herramientas para que tu web esté de verdad en internet

Nuestro mantenimiento consiste en:

Dos cambios menores al mes, que no afectan a la estructura del sitio. Cambio de contenido, actualizaciones del texto o componentes multimedia, agregar video, imágenes… cambios que no tienes que preocuparte por ellos. Envías el correo electrónico con lo que quieres y los llevamos a cabo. Lo de la web, es cosa nuestra.

En el caso de que no se utilicen, podrás hacer uso de un cambio mayor, que si afecta a la estructura del sitio, tal cómo agregar una nueva página de contenido donde indiques una oferta, promoción, nuevos servicios, una ampliación…

En el caso de los gestores de contenido, éstos suelen actualizarse cada cierto tiempo. Un catálogo, una tienda,un periódico son ejemplos de gestores de contenido. Si no tienes contratado éste servicio, deberás hacerlo manualmente por tu cuenta y riesgo. Si no se han hecho modificaciones y los «hacks» permanecen en su sitio, no habrá problemas. En el otro caso, se requiere tener conocimientos de PHP/HTML/MySQL y, lógicamente, el funcionamiento del gestor. Si bien la interfaz de administración del gestor es muy intuitiva cómo para ser usada por cualquier persona, incompatibilidades entre módulos y núcleo o desconocimiento pueden causar problemas no deseados. No es la primera vez que reparamos una tienda porque la parcheó un programador al que se olvidó indicarlo y con la actualización, inutilizas la misma y lo que afecte. Y claro, con más de dos mil artículos, que la tienda deje de funcionar significa una pérdida de ingresos inmediata, cosa que nadie quiere.

Se puede dar el caso de que no ha hecho uso de cualquiera de éstos cambios. Seguiremos mejorando en la medida de las posibilidades el posicionamiento de tu sitio web ante las búsquedas, acorde a la temática del sitio. Optimizaremos todas las palabras relacionadas con la actividad e intentaremos que los resultados mejoren, porque en definitiva, nos contratas para éso, para que tu web funcione mejor. Y nuestro servicio incluye éste análisis.

Se ha dado el caso de que el cliente nos dice que «no ve los cambios«. Eso es porque al igual que en cualquier otra área, si se desconoce de algo, no se sabe si ha cambiado. Y actualizar código puede parecer una tarea fácil, pero no lo es. Un error puede enviar tu página web al «pozo negro» de internet, donde nadie la verá. Ese cambio, esas pruebas, ésas modificaciones las llevamos a cabo de manera silenciosa. y si, notarás incrementos de velocidad, funcionalidad y cómo no, más y mejor presencia en buscadores.

Con la aparición de HTML5, CSS3 y otras tecnologías que hacen posible una mejor experiencia en su web, todo lo anterior se ha quedado obsoleto, y por lo tanto, sirve de poco para hoy. En éste mundillo, los cambios se producen con más celeridad de la que imaginas. Piensa en un teléfono… en tu teléfono actual. Ahora recuerda el viejo teléfono anterior… ¿notas los cambios? Ahora recuerda cómo eran las webs de la época de ése teléfono…

Si que si crees que «cobramos por no hacer nada», que sepas que estás equivocado. Los servidores se actualizan cada cierto tiempo, los componentes de éstos, también, así cómo mantener los sistemas actualizados forma parte de éste mantenimiento. Y las copias diarias de seguridad, las protecciones para evitar el hackeo, las actualizaciones de servidores, el servicio de respuesta rápida donde un correo es respondido en tiempo y forma, no la semana que viene… y suma y sigue. Y todo ésto con un uptime anual del 99,98%, es decir, que tu web no sufre de caídas ni tonterías casi el 100% del tiempo. Incluso hemos creado un servicio de replicado, es decir, si el servidor «se cae» por una desconexión, falta de fluido eléctrico o cualquier otra razón ajena a tí, una vez localizada la incidencia y evaluado el problema, se procede a su resolución. Si ésta lleva más de 24 horas, tu web aparecerá nuevamente en funcionamiento en otros servidores contratados a otra empresa diferente, siguiendo el concepto de «no poner todos los huevos en la misma cesta». Si son nuestros problemas, son nuestras soluciones. Aquí no echamos las culpas a otros de nuestra responsabilidad.

El precio del mantenimiento web: 99€* al mes en modo prepago. Para el caso de que el sitio web no haya sido realizado por nosotros y/o no esté alojado en nuestros servidores y del que se quiera mantener el diseño y la programación del anterior, el coste se incrementará a los 149€* al mes en modo prepago, simplemente, porque tenemos que entender y adaptarnos a la labor de un tercero y ésto requiere más dedicación y tiempo.

*Impuestos no incluidos.