¿Software libre, abierto o propietario?


Esta publicación tiene contenido comercial


 

Es uno de los grandes dolores de cabeza cuando buscas soluciones para tu empresa que no existen o están, con suerte a medias. Y entonces sale la pregunta: ¿cómo lo hago?

OSX
Photo by Artem Sapegin on Unsplash

Para empezar, las definiciones:

  • Software Libre: Por definición, libre significa que no está sujeto a nada salvo que no lo puedes comercializar, así que lo puedes usar, copiar, modificar para ser usado según tu necesidad e incluso, distribuir copias de lo modificado. Es idóneo éticamente pero choca frontalmente con la economía de casa, ya que los programadores también comen, beben y van al suermercado igual que el resto de los mortales.
  • Software de Código Abierto (Open Source): Distribuido y desarrollado libremente, su objetivo primario es tener un producto y/o servicio de calidad donde suele haber remuneración en caso de existir, por ejemplo, soporte. Muy extendido y usado, aunque en ocasiones se desconozca. Este es nuestro favorito.
  • Software Propietario: Pues éste le pertenece a alguien en particular, sea persona física o empresa, y aquí estás sujeto a la licencia, que puede ser permisiva o restrictiva según el criterio de quién desarrolle.
Photo by Katie Smith on Unsplash

¿Para que sirve el código fuente?

Imagina que eres chef, cocinillas o que haces tus pinitos en cocina.

Si te doy en una caja un preparado para comer, le pongo un nombre molón y no te digo cómo lo he hecho ni cómo se hace, ¿te lo comerías?

Supongamos que lo has probado y te ha gustado poco, a ti te gustan las comidas con especias, así que has pensado en echarle ésto y lo otro… pero en tu plato, porque la caja es mía y ahí no te dejo meter nada.

De nuevo vamos a suponer que te doy la receta con ingredientes, cantidades, tiempo de cocción y todo lo necesario para meter el producto en caja. A ti te gusta tu idea de meterle las especias, así que modificas el plato por uno «spicy».

Y en la última de mis opciones, además de que te doy la receta, te cuento el secreto, las calidades de cada ingrediente y lo más importante, que te dejo hacer con ella lo que quieras.

En cualquiera de los casos, si estás en la línea de prepararte la comida, querrás la opción en la que te encuentres más a gusto según tu nivel, exigencia, necesidad, criterio… es por ello que tener el código fuente (la receta al completo), nos va a dar todas las opciones posibles.

A %d blogueros les gusta esto: