Redes sociales y publicidad

Redes sociales y publicidad

Nos llegan correos de [email protected]. Algunos de [email protected], preguntando con sutileza sobre X cosas que sólo la incompetencia podría preguntar. No son cotillas, son alimañas que se quieren alimentar de tu know-how sin ofrecer nada a cambio. ¿A que lo has vivido en tu empresa? Pasa constantemente: «Te cambio un enlace en tu página por uno en la mía«, «Quiero un presupuesto lo más detallado posible«, «Me haría falta tal cosa, pero…» y así, suma y sigue.La publicidad cuesta dinero. Crearla, planificarla, diseñarla, ejecutarla… pero vivimos en la época del «todo vale y todo gratis«, y claro está, así es cómo perdemos percepción de la realidad y convocamos una serie de recursos que a simple vista, todo el mundo los tiene. Nada más lejos de la realidad. Que todo el mundo tenga algo es relevante, pero si no sabemos canalizar lo que queremos vender, de nada sirve.

– – Sigue leyendo aquí – –

Cuando las cosas no funcionan

Cuando en casa se estropea el ordenador y no sabemos el porqué, lo llevas a la tienda y en cuestión de unos días, ya saben con certeza que es y te pueden ofrecer una solución… si es que la tiene. La cosa cambia cuando pasa en tu empresa si es que te puedes permitir ése tiempo.

La imagen corresponde al ordenador de una discoteca que empezó «a fallar misteriosamente». El misterio tenia nombre y apellidos: Suciedad Incrustada con una evidente falta de mantenimiento. Y no hubiese sido tan grave de no ser porque sucedió de madrugada (que es su horario de trabajo), por lo que se quedaron sin iluminación..

– – Sigue leyendo aquí – –

La web de empresa y las redes sociales

Resulta curioso cuando menos que seamos nosotros detractores de las redes sociales. Bueno, no detractores al 100%, pero tenemos claro que no son la panacea y desde luego, no el perfil de tu negocio.

Cuando una empresa que se dedica a cualquier otra actividad no relacionada con el código y la programación «se hace la web» basada en un perfil de una red social, está diciéndole a sus potenciales clientes así cómo a los propios que le da la misma importancia a la presencia en internet de su negocio que le puede dar cualquiera a sus aficiones, pesares, manías o cualquier alter ego. Seamos sinceros, sensatos y realistas, un perfil social no es la web de tu empresa.

– – Sigue leyendo aquí – –

Facebook y webs, interesante para las empresas…

El uso de redes sociales es ya cotidiano. Son pocas las empresas que no tienen un sitio en Facebook, un perfil o similares, pero… ¿es verdaderamente útil? ¿Que hay de cierto, que es mito y quién alimenta el sistema? ¿Hay razones para no tener un sitio en la red social más extendida del planeta? Son interrogantes que nos planteamos. Y es que hemos llevado a cabo un «estudio» que consistió en interactuar en dicha plataforma durante 90 días con finalidades diversas, entre ellas, alcance, efectividad y resultados, amén de satisfacer nuestra curiosidad.

– – Sigue leyendo aquí – –