La web de empresa y el dominio propio

Que duda cabe que tener la web de la empresa o negocio es importante. Constituye un escaparate de tu empresa las 24 horas del día, accesible desde cualquier punto del mundo donde haya una conexión a la red y un dispositivo con un navegador… casi cualquier teléfono de la actualidad lo tiene, es cómo llevar unas páginas amarillas en el bolsillo… así que piensa en su importancia. Que mostrar, cómo mostrarlo y lo que tardamos en verlo.

– – Sigue leyendo aquí – –

La web gratis, de bajo coste o DIY

La web de empresa está, en una buena parte de los casos, descuidada, cómo si se tratase de algo «poco importante». La idea de tener una web cómo quién tiene un bolígrafo en el escritorio debe desterrarse de la mente empresarial del siglo XXI, porque es dinero que se pierde, entre el que tiras y el que no llega porque va a manos de la (in)competencia.

– – Sigue leyendo aquí – –

Dañar la imagen de tu empresa

El título puede sonar catastrofista a más no poder, lo cierto es que toca hablar de ello… dañar la imagen de tu empresa ya no es sólo cosa de terceros… también puede ser tuya y puede que no te hayas dado ni cuenta.

A diario nos llegan verdaderas hordas de correos y mensajes que dicen cosas cómo: «Visita nuestra renovada web«, «nueva página!!!«, «hemos cambiado el sitio«. Entonces vas, miras y claro, te preguntas muchas veces cómo y porqué…

– – Sigue leyendo aquí – –